María Evoli sobre los libros y autoras que llenaron su alma este año

Texto y fotografía Steffi Fink @stefffink Ella María Evoli @mariaevoli



Un día a la vez, constante y sin complicaciones, se ha convertido en el lema de este año - al menos para mi. A medida que el 2020, en todas sus formas desestabilizadoras, evolutivas, cambiantes, lamentables y movilizadoras, llega a su fin, nos encontramos suspendidos en el caos e incertidumbre del ahora. Mientras nos organizamos individual y colectivamente e intentamos darle sentido al futuro y ver hacia dónde iremos desde aquí, nuestros destinos inminentes se sienten predecibles e insondables a la vez, imposibles de imaginar, aunque es seguro que sucederán. Sin embargo, continuamos, emocionados al llegar este año a su final mientras que el 2021 trae consigo una nueva ola de fé y emoción por un futuro brillante y esperanzador.


No quisimos terminar el año sin honrar y platicar sobre los libros que nos acompañaron durante esta difícil y cambiante etapa. Esos autores, historias y frases que nos llenaron de calor y acompañaron cuando la pandemia nos imposibilitó estar cerca. Y así, platicamos con María Evoli sobre los libros, autores y quotes que les dieron esperanza y la acompañaron durante este año tan difícil.

¿Qué autor te hizo enamorarte de la lectura?

Es un misterio, yo creo que más que un autor fue la poesía. Fue en la prepa cuando comencé a leer cualquier libro que me encontraba, guiándome mucho por las portadas y mi intuición; sin embargo afirmo que fueron las palabras las que me hicieron enamorarme de la literatura, y así, poco a poco, fui descubriendo autoras que me cambiaron la vida por completo como Sylvia Plath. Cuando leí The Bell Jar me di cuenta de la infinidad de posibilidades que existen para enunciarte en el mundo. Me parecía genial que alguien pudiera ficcionar su propia vida, pues a mi parecer de eso se trata ese libro; ella siendo un personaje que es ella misma pero desdoblado; enunciándose a partir del secreto interior a manera de clave. A partir de ahí me obsesioné con leer libros y textos de mujeres, pues me encantó poder sentir ese imaginario en forma de palabras e imágenes que solo pueden venir de la sensibilidad femenina.



¿Cómo la lectura ha influenciado la manera en la que observas el mundo hoy?

Sigo mucho mi intuición, y siguiéndola comencé a descubrir a diferentes autoras. Me gusta mucho una frase de Clarice Lispector que dice que ella empezó a elegir los libros que quería leer por los títulos. Creo que siempre los títulos te llaman. Los libros que vas encontrando a lo largo de tu vida están ahí para ti por algo; tus intereses te van guiando pero muchas veces es también tu intuición y la magia relacionada con esos encuentros.


Descubrí a Clarice Lispector hace unos tres años, y me he vuelto fan desde ese momento. Todos sus libros son completas genialidades. Tiene una novela llamada La Pasión según G.H. que es de mis novelas favoritas. Toda la novela es un solo personaje en una habitación y todo lo que pasa por su cabeza en un lapso mínimo de tiempo. Es su despertar sobre su lugar en el mundo, en la realidad; es una novela muy filosófica. Además de que me encantan las novelas donde los personajes protagónicos son mujeres. Realmente este libro me cambió la vida, me hizo pensar que no es necesario contar una gran historia anecdótica o las mil odiseas de un personaje; con que el personaje principal tenga un mundo interno muy profundo, con eso tienes una gran novela.


A propósito de Clarice, este año conseguí su biografía escrita por Benjamin Mose editada por Siruela; se dice que es la mejor biografía que hay de ella hasta ahora. No la he terminado, voy a mi propio ritmo. A veces la abro y leo un capítulo o dos, es como un libro de cabecera.



¿Qué autor encontraste o reencontraste durante este año que te dio esperanza y te ayudó a sobrellevar los retos y dificultades que el 2020 presentó?

Me reecontré con Silvina Ocampo, a quien conocí por primera vez a finales del 2018, cuando estuve en Argentina. Siempre que viajo intento comprar libros que no pueda conseguir en México, de autores que quizás no son tan conocidos, y de pronto me encontré con ella y compré dos de sus libro, Sin embargo fue en esta cuarentena que me clavé de lleno a leer todos sus cuentos, y los comencé a compartir en Instagram.

Son cuentos con los cuales me identifico mucho; hablan sobre la infancia, los espejos y el misterio, siendo siempre muy obscuros e inocentes a la vez. Lo que más me gusta es que en muchos de sus cuentos los personajes son mujeres o son niñas, y eso se me hace muy bello. Se mete en la mente de los personajes de una manera increíble, retratando el mundo interior de cada uno, y nos muestra personajes llenos de recuerdos, de misterio y de miedo; sus cuentos son también macabros y fantásticos, y me encanta que involucra muchos animales.


Siempre estoy buscando en el pasado respuestas a mi presente, por lo que a veces me cuesta mucho trabajo leer autoras contemporáneas, por lo que diría que Silvina Ocampo y Clarice Lispector son mis autoras favoritas. Las siento como ancestras perdidas, y este año conecté mucho con ellas. También con Katherine Mansfield.


Por otro lado descubrí a Olvido García Valdés, a quien encontré por azar, como pasa con las mejores cosas, y me impactó. Hace mucho no leía una autora contemporánea, y mucho menos en poesía, que realmente me moviera. Sus poemas son tan sencillos pero a la vez tan complejos, relacionados al cotidiano y a todos los temas que me interesan. Y lo más interesante es que al final de su antología que encontré, vienen unos ensayos sobre la escritura donde menciona a Katherine Mansfield como su ejemplo a seguir en la literatura.



¿Cuál fue el libro con el que más te identificaste este año y por qué?

El libro con el que más me identifiqué este año fue La Promesa. Es el último libro de Silvina; es un libro póstumo. Ella siempre hablaba desde su propia experiencia, desde sus recuerdos; y esta historia trata sobre una mujer que cae en altamar y queda náufraga, y narra todo lo que pasa por su mente. Es una cosa hermosa donde vas leyendo sus recuerdos, sensaciones, emociones, y reflexiones sobre el amor y la vida. Y creo que no hay mejor manera de describir este año para mí: estamos como náufragos intentando aguantar a que la tormenta pase.

En el último capítulo que hice de En Todas Partes leí toda esta novela de un jalón. Para mi fue como un performance, una especie de catarsis donde en algún punto me arrepentí de hacerlo de esta manera, pero cuando terminé sentí que realmente valió la pena por el final tan increíble que tiene este libro, y por la experiencia de leer dos horas seguidas en voz alta, como sobreviviendo a ese mismo naufragio.



Platícanos sobre En Todas Partes.

Este año para mi fue completamente de introspección y de dedicarme a la escritura. Empecé a hacer lecturas de cuentos y de poesía en Instagram, que de pronto se desarrollaron en querer hacer un programa de radio que ahora lo pueden encontrar como Podcast en www.radiotropiezo.org . Ahí pueden encontrar los capítulos que grabé durante la cuarentena. Es un programa que se llama En Todas Partes, donde yo hago los guiones, elijo la música, hago la selección de cuentos, poesía, diarios (míos y de otras autoras). Es un programa dedicado a la poesía, la literatura y el cotidiano, la belleza, la observación, la memoria, los recuerdos, la infancia; temas que están realmente en la literatura que a mi me gusta.


Hablo sobre los climas, mis amigas sobre los fantasmas, otras realidades, la posibilidad de ser distintos personajes, la ciudad, mis recorridos, mi manera de ver las cosas, la actuación, la poesía y mis autoras favoritas. Me gusta escribir sobre lo mágico, las señales, los augurios, la luna, las estrellas, el observar y el buscar la belleza en el cotidiano, y a través de estos capítulos pude expresar todo esto.


Todos los capítulos los puedes encontrar en www.radiotropiezo.org



¿Cómo desarrollas tu trabajo de actriz sin estar realmente ahorita trabajando?

La manera en la que yo lo desarrollo es en el cotidiano. Mi desarrollo de actriz tiene que ver con estar leyendo todo el tiempo, porque realmente la razón por la que soy actriz es por la literatura. Cuando comencé a leer me obsesioné tanto que estudié Letras Hispánicas, pero a la hora de leer cualquier cosa conectaba mucho con los personajes; sentía sus emociones en el cuerpo, y por eso decidí ser actriz.

Mi desarrollo como actriz no sólo es cuando voy a un set y tengo un guión en el cual trabajar. Como parte de mi proceso considero muy importante el estar leyendo a diario, sintiendo y conectándome constantemente con todo tipo de emociones, llenándome de imágenes, y creo que gracias a eso también puedo sentir empatía por todo tipo de situaciones. Mi proceso es estar viendo películas a diario, observando todo tipo de actuaciones; en especial me gusta regresar a ver películas de otros tiempos y hallar en ellas pistas hacia donde quiero ir. Es estar leyendo, escribiendo, viviendo mi presente en acción reflexiva sobre cómo pienso y como acciono.


Todo este año para mí fue hacer una recopilación de autores, historias, mis diarios, y mis escritos, donde al final terminé haciendo unos guiones como si fueran mi tesis, y que ahora son En Todas Partes.


Quote que te haya desbloqueado alguna emoción y te haya ayudado a sanar.

“Una cosa ya había adivinado, siempre tendría que intentar escribir, no esperando un momento mejor porque era evidente que eso no vendría.”- (Clarice Lispector) – Esto para mí es algo clarísimo, nunca va a haber un momento mejor para escribir, para ponerte a hacer lo que realmente te gusta, y para mí, este año fue hacer justo eso con el programa de radio; el cual me obligó a escribir más, y a cambiar de estar escribiendo sólo cuando tenía ganas o la "inspiración" apareciera, a estar escribiendo a diario como parte de un trabajo del cotidiano.