Friends and Strangers. Un reflejo sobre la vida misma

Por Steffi Fink

@stefffink





Creo que los libros terminan realmente una vez que son leídos, y en ese sentido nosotros como lectores le ponemos significado y dirección a la historia dentro de cada obra.

Sí, Friends and Strangers subjetivamente se trata de dos mujeres: la primera, Elisabeth, quien acaba de tener un bebé y se mudó recientemente con su esposo e hijo a los suburbios después de haber vivido en NYC. La segunda, Sam, una universitaria que trabaja como niñera para Elisabeth para poder pagar sus estudios. En un principio creí que el libro se trataba sobre maternidad y la relación de ambas protagonistas, pero es en realidad es mucho más que esto, siendo el tema principal la cultura del privilegio (en todas sus formas), las distinciones de clases, el ser adulto y un viaje introspectivo sobre tu camino, crecimiento, defectos, relaciones y amor propio.


Creo que J. Courtney Sullivan logró captar a la perfección la sensación de sentirse perdida en la vida, de no saber qué quieres o hacia dónde vas, de creer que tienes que seguir ciertas reglas y lineamientos solo por el hecho de que eres mujer y la sociedad espera "esto" de ti.


A pesar de ser una historia relativamente simple, blanda, Sullivan logró envolverme completamente en ella. Su manera tan especial de escribir, de desarrollar cada uno de los personajes, detalles y diálogos y la manera en la que está narrada la historia desde los dos puntos de vista de las protagonistas - back and forth - es simplemente magnífica. Una brillante demostración de como solemos mal interpretar y entrometernos en las vidas ajenas. Todos creamos juicios y suposiciones sobre nuestros amigos especialmente, sin embargo, no sabemos realmente cuáles son las intenciones, sentimientos y la historia detrás de esa persona, por más cercana que sea.

Creo que está novela al final me recordó que todos somos una obra en construcción. Todos estamos creciendo, cambiando, evolucionando día a día, y logró hacerme contemplar y cuestionar mi propio camino y crecimiento así como mi relación conmigo misma, mis ideales, lo que quiero para mi presente y futuro, mi relación con mis padres, mi hermana, mis amigos y mi relación conmigo misma, tanto ahora como con mi pasado. Solemos ser muy duros y juzgones con todos los que nos rodean, especialmente con nuestros seres queridos y nosotros mismos. Creo que este libro sirvió como un llamado a relajarme y dejar que las cosas fluyan, un recordatorio de que todos estamos en nuestro propio proceso, que no todo se trata de mi y que debemos de dejar de juzgar y entrometernos en los procesos de los demás.